Cosas de Profesores

Formas de trabajo con un niño de primaria

 
Imagen de Berenice Ucán
Formas de trabajo con un niño de primaria
 

¿Cómo trabajar en el aula con un niño de primaria de tercer grado que no demuestra interés en la asignatura de matemáticas?

 
Promedio de calificaciones: -
180tic SAS
Re: Formas de trabajo con un niño de primaria
 

Hola Berenice.

Espero dediques unos minutos a leer la respuesta que te doy...

Primero, en el aula no se trabaja, se aprende y el aprendizaje es para disfrutar. Si le hablas a un estudiante de trabajo lo verá y sentirá como un esfuerzo y crearás automáticamente resistencia. Yo realizaría unas preguntas previas antes de intentar responder lo que planteas:

¿El problema será el niño o el método de su profesor?

¿Qué inteligencia tiene más desarrollada el niño en cuestión?

¿Qué estilo de aprendizaje tiene el niño?, ¿el método del profesor cubre los diferentes estilos de aprendizaje?

Si planteas en este caso un ejercicio matemático, ¿el niño es capaz de resolverlo satisfactoriamente?

Paso a responder:

¿El problema será el niño o el método de su profesor?

Hago estas preguntas porque en muchas ocasiones el problema no es el niño, aunque el problema si es del niño, y el problema es su profesor. He observado con poca sorpresa a profesionales de áreas diferentes a la educación acompañar cursos en diferentes niveles educativos de diversas áreas del conocimiento. A muchas instituciones les parece buena idea pedir a un ingeniero que acompañe cursos de matemática, física, química u otras. Se les olvida o tal vez no saben que los ingenieros por lo regular no se preocupan por investigar ya que su campo de formación no lo exige, y es la investigación científica y la investigación pedagógica la que más enriquece a un profesor. Son pocas excepciones las que he encontrado donde los ingenieros realizan investigación científica.

No es lo mismo leer de un libro y tratar de repetir frente a los estudiantes, que participar en grupos de investigación del área del conocimiento que se acompaña y brindar un conocimiento cierto de las cosas a los educandos.

Por otro lado, los ingenieros son muy buenos en áreas como la administración, pero, durante su formación no estudian psicología, mientras, que los profesores si lo hacemos. Cuando acompañamos un proceso de formación esto es eminentemente pedagógico y nos apoyamos en la psicología y otras áreas para nuestra práctica.

No es lo mismo cubrir la brecha leyendo sobre psicología o pedagogía en Internet que tener durante cinco años de Universidad a varios profesores expertos con varias maestrías y doctorados en el tema de estudio y que dan cuenta de su amplia experiencia como investigadores.

¿Qué inteligencia tiene más desarrollada el niño en cuestión?

Se deben tener en cuenta las inteligencias múltiples. La inteligencia se define como la capacidad del hombre para resolver problemas, para generar nuevos problemas a los cuales se les debe encontrar una o más soluciones que se pondrán luego al servicio de la sociedad. ¿Sí un estudiante tiene mucho más desarrollada su inteligencia musical y muy poco desarrollada su inteligencia lógico matemática por qué lo tenemos que obligar a ser un excelente matemático en lugar de permitirle ser un brillante músico?

Es claro que el estudiante debe aprender la matemática básica para la vida, no me opongo a ello.

¿Qué estilo de aprendizaje tiene el niño?, ¿el método del profesor cubre los diferentes estilos de aprendizaje?

En cuanto a los estilos de aprendizaje sabemos que algunas personas son más visuales, otras más auditivas y otras más kinestésicas.

Recuerdo en este momento a la profesora Nancy que orientaba uno de los cursos de psicología que estudié en la universidad, ella era rusa (R.I.P) y hablaba un poco extraño el español. Nos hacía copiar a modo de dictado y al pie de la letra todas las características que debe identificar un profesor en sus estudiantes para saber, por ejemplo, que estilo de aprendizaje tiene cada uno de sus educandos.

¿Por qué nos dictaba al pie de la letra?: durante mi experiencia docente lo comprendí, de la identificación correcta de las características de cada estudiante depende que yo como docente logre que los educando me comprendan. En este momento deja de ser un problema del estudiante para convertirse en mi responsabilidad.

Si un estudiante está atento a la clase y pone su cabeza un poco de lado o si tiene el cabello largo y tiende a tenerlo detrás de la oreja existe una alta probabilidad de ser una persona auditiva, si el estudiante no deja de observar al tablero durante una explicación y prefiere que el profesor escriba y además, si el cuaderno de este estudiante está lleno de diagramas y dibujos existe una alta probabilidad de tener a una persona visual. Por otro lado, si el estudiante no se está quieto, si se levanta constantemente del puesto, juega con su esfero y mientras habla mueve mucho su cuerpo para expresarse es muy probable que sea una persona kinestésica.

Cada uno de ellos aprende de forma diferente y es responsabilidad del profesor tener un método para explicar que cubra las necesidades de sus estudiantes.

Si planteas en este caso un ejercicio matemático, ¿el niño es capaz de resolverlo satisfactoriamente?

Gracias a las clases de Nancy (la rusa) aprendí a identificar a niños con capacidades excepcionales. Ellos tienen un pensamiento más rápido (entre otras cosas), su inteligencia intrapersonal está bastante desarrollada en la mayoría de los casos y no se quedan quietos por mucho tiempo. Tienen un comportamiento parecido a un niño hiperactivo (más adelante aclaro esto de la hiperactividad).

Mejor explico esto con un ejemplo de la vida real que viví durante mis primeros años en la docencia, esto fue en el Colegio Celestin Freinet de Suba. Tenía un estudiante en grado octavo, la gran mayoría de mis compañeros docentes se quejaban de él, la psicóloga citaba a sus padres constantemente y este niño muchas veces no entraba al colegio o se escapaba a jugar video juegos (maquinitas). No llevaba cuadernos y se quejaba del uniforme, además, se dormía en clase o se burlaba de los compañeros y los molestaba durante las explicaciones.

Siguiendo las técnicas aprendidas de Nancy, un buen día dije que iba a revisar cuadernos, como era de esperar el estudiante en cuestión no tenía cuaderno, pero, cuando le hice preguntas al respecto de lo estudiado respondió todo de forma acertada. Después de esto hice un informe, lo entregué a la psicóloga y solicité una prueba de cociente intelectual, razonamiento matemático y abstracto. La psicóloga no me creyó y no practicó las pruebas.

En tercer periodo comencé en octavo grado el tema Introducción a la Programación, con grado undécimo ya estudiábamos un tema de programación más avanzado. Cuando llegó el día de la prueba (examen) entregué a los estudiantes de octavo la prueba y al estudiante en cuestión le entregué la prueba que había preparado para grado undécimo. Este niño de unos 12 o 13 años terminó primero que sus compañeros sin saber lo que yo había hecho. Revisé la prueba y casi lloro de la emoción al comprobar que yo tenía razón, realizó un algoritmo y un diagrama de flujo perfectos y la prueba de escritorio evidentemente funcionaba.

Ningún estudiante de grado undécimo logró obtener la calificación más alta, el niño de 12 o 13 años sí. Regresé con las pruebas donde la psicóloga, accedió y efectivamente yo tenía razón. Gracias a un convenio el estudiante fue trasladado al Instituto Alberto Merani donde aprobó las rigurosas pruebas. Es de anotar que en este Instituto solo estudian niños con capacidades excepcionales.

Años después identifiqué a otro niño con las mismas condiciones en otro colegio llamado Liceo Campestre Libertad VASED, pero, ellos no podían acceder al convenio con el Instituto Alberto Merani y a pesar de aprobar los rigurosos exámenes, este niño no pudo ingresar debido a los altos costos de matrícula y pensión mensual.

Los niños con capacidades excepcionales no demuestran interés porque al comprender todo más rápido se cansan de esperar a sus demás compañeros y por ello buscan otras actividades como dormir o molestar a los demás. Lo hacen por aburrimiento.

No debemos dar por hecho jamás que el estudiante es un problema y si somos inteligentes debemos encontrar la solución.

Por último, los niños hiperactivos son personas con dificultades para prestar atención lo cual trae consigo dificultades de aprendizaje y en algunas ocasiones este transtorno está acompañado de algún nivel de atraso mental respecto a niños de su misma edad cronológica. Muchos adultos y hasta profesores (generalmente no licenciados en educación) por ignorancia le dicen a los niños que son hiperactivos cuando son muy inquietos sin saber que les están diagnosticando sin ser psicólogos un trastorno de este tipo.

Nunca le digas a un niño que es hiperactivo sin la valoración de un psicólogo.

Como sospechará querido lector, el problema no es el niño, es el profesor en la mayoría de los caos.

El Profesor Luís Facundo Maldonado Granados (con quien tuve el privilegio y orgullo de investigar en educación) siempre decía: "sia los profesores nos pagaran por hacer que los estudiantes pierdan más de uno sería millonario. A los profesores nos pagan por hacer que los estudiantes comprendan, pero, muchos profesores no lo comprenden",


 
Promedio de calificaciones: -
Imagen de Tulio Velásquez
Re: Formas de trabajo con un niño de primaria
 

Puedes crear actividades basado en juego, de esta manera el niño se puede sentir un poco mas motivado.

 
Promedio de calificaciones:Útil (1)
Germán and temudgin
Re: Formas de trabajo con un niño de primaria
 
Promedio de calificaciones: -